Entre dos muros blancos / Corpo atelier

1

El vacío terreno en forma y tamaño similar, se alinea a lo largo de un campo de golf, fijando un marco para el nuevo contexto urbano de casas separadas. Nada fue construido. Debido al grado de incertidumbre con respecto a las construcciones futuras, la casa se vuelve introvertida.

Dos paredes blancas retiran casi completamente cualquier contacto directo de sus futuros vecinos, estableciendo claros límites. Entre ellos, un paisaje arquitectónico interior de formas cúbicas, cada una de ellas con una sola función, proporciona una sensación de seguridad y protección mientras, cuidadosamente, enmarca el paisaje lejano.

Sólo un volumen horizontal, que contiene la piscina, contradice esta lógica que se proyecta hacia el Sur, emergiendo de las paredes para ofrecer una posibilidad de exposición voluntaria por un breve momento antes de volver a la casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s