Casa en Monsaraz/Aires Mateus

El Gran Lago Alqueva, situado en la frontera de Extremadura y el Alentejo portugués, es el embalse más grande de Europa Occidental, con un área de 250 kilómetros cuadrados y más de 1.160 kilómetros de costa interior. Desde la inauguración de la presa en el año 2002, el lago es navegable y permite el desarrollo de todo tipo de actividades acuáticas. Todo ello ha convertido este enclave en un polo de atracción turístico.

En medio de este paraje apenas se vislumbra esta casa de vacaciones que se encastra en el terreno aprovechando la pendiente de la colina. Se trata de una construcción que busca pasar desapercibida y, al mismo tiempo, hacer frente a la inmensidad del lago. El primer objetivo se alcanza gracias a implantación de una cubierta vegetal que desdibuja los límites del edificio, tan sólo las escaleras y los patios insinúan su presencia. Por otro lado, frente a la escala del paisaje el proyecto requiere un lugar de recogimiento de escala doméstica. Para ello aprovecha la pendiente del solar y proyecta una cúpula que cubre el centro de la vida de la casa: un espacio sombreado y abierto a las vistas del lago, alrededor del cual se disponen las zonas más públicas de la vivienda; mientras que los dormitorios, más introvertidos, se abren a patios circulares revestidos de piezas cerámicas blancas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s